Es una gran suerte encontrar a una persona que confía en ti, más que tu mismo. Te hace crecer, te ayuda y comprende durante un estilo de vida que comenzó con una pasión, muchos años atrás.

Darte lo mejor que puede aparecer en tu vida, sin duda el mejor día no será el de tu boda, lo mejor está por llegar... Aunque este, también será un día muy especial para recordar.

¿Cuánto valor le das a tus recuerdos?

¿Cómo te gustaría recordar ese día, dentro de 20 años?

Si hoy compras fotos bonitas, mañana solo tendrás bonitas fotos, nada más...

Mi mirada se basa en la fotografía documental, dando prioridad a los momentos emotivos, alegres y espontáneos, contar vuestra historia en imágenes de la manera más natural posible para que realmente os veáis reflejados tal y como sois, y recordéis ese día tal y como fue, es el propósito por el que me pongo detrás de la lente.

Pienso que un momento decisivo puede convertirse en una buena imagen y esa imagen, mañana será tu mejor recuerdo.

Doy las gracias a todas aquellas parejas que valoran mi trabajo, valoran sus recuerdos y entienden que con el paso de los años mi trabajo será, uno de sus mayores tesoros.

El día de vuestra boda yo también estaré nervioso, me alegraré y posiblemente también me emocione, aunque me esconda tras mi cámara...

Hace muchos años me di cuenta que solo viviendo vuestro día con la misma intensidad y emoción que vosotros, sería capaz de contarlo de la manera mas fiel y real posible. Ahora entenderéis la importancia que tiene el conocernos mucho antes de dicho día.

Por esto último, empezaré por mi.

Nací en Madrid el 1 de Octubre de 1980 aunque llevo viviendo en Toledo desde el año 93. Mi dedicación principal y profesional comienza en el año 99, no sin antes haberme formado día tras día. Desde pequeño he vivido el mundo de la fotografía de la mano de mi padre, siempre le recuerdo en aquel cuarto oscuro con una tenue luz roja. Aunque al principio me daba miedo, con el paso del tiempo acabó gustándome demasiado, pues lo que ocurría en ese cuarto, para un niño era magia.

Quería aprender todo sobre la fotografía y hoy por hoy sigo en el mismo camino, pues nunca se llega a la meta final, siempre quedará mucho más por descubrir y aprender. Hoy me encantaría decirle lo que para mi significa la fotografía, no es mas que un débil papel pintado con luz, sombras y mucha pasión, pero capaz de trasladarte al pasado y activar tus emociones, no es más, y nada menos. Gracias papá, por preocuparte de mis recuerdos, hoy puedo disfrutar de una caja llena de "papeles".